Lo que nos cuentan a veces es mentira.

Es mentira eso de que no existe la otra mitad. Estoy de acuerdo con que la idea de completitud con un otro es absurda, pero que existe una mitad o varias que te hacen felíz, de eso si estoy segura.
Y está todo ahí afuera.
Capaz de ser leal, de no traicionar.
Capaz de dar amor del bueno.
Claro que existe la otra mitad.
Yo la conocí.
La que te sonríe a la mañana.
La que si llueve fuerte te dice que hay que disfrutar de ver la lluvia lavar la calle porque mañana, tarde o temprano, otra vez va a salir el sol.

Entradas populares